Subscribe to Blog Zobeida Brito - Ministerios Iberoamérica by Email" />

BENDICE ALMA MÍA A JEHOVÁ

BENDICE ALMA MÍA A JEHOVÁ

 

por Zobeida Brito

 

«Bendice, alma mía, a Jehová, Y bendiga todo mi ser su santo nombre.
2 Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios.
3 Él es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias;
4 El que rescata de la fosa tu vida, El que te corona de favores y misericordias;
5 El que sacia de bien tu boca De modo que te rejuvenezcas como el águila
.»  Salmo 103:1-5

 

Queridos hermanos en la fe de nuestro Señor Jesucristo: Les hago una invitación para que juntos meditemos en estos primeros  versos de este precioso salmo. Sin duda alguna el salmista enumeraba  todo aquél agradecimiento que había en su alma, por el conocimiento adquirido  en su propia vida, de la ayuda y cuidado protector de Dios.

 Bendice alma mía a Jehovah.  El verbo «bendecir» tiene el sentido de alabar.  De modo que este salmo expresa acción de gracias y alabanza al Señor por los beneficios y las bendiciones que Él derrama en la vida de cada  creyente. Nunca debemos olvidar la bondad de Dios hacia los que le obedecen.

 En cuantas ocasione hemos sentido la urgencia de estar a solas con el  Señor, de sentir su presencia, y cobijarnos en su amor protector.  Cuando el creyente está pasando por pruebas, cuando la enfermedad llega,  cuando solamente un milagro puede arreglar situaciones. Cuando sentimos que las fuerza faltan para seguir adelante y el creyente se siente desfallecer y que su fe la considera tan poca como para recibir respuesta de parte de Dios a la  urgencia de su petición. Recordemos que el Señor es nuestra fortaleza  y nuestro pronto auxilio en la tribulación.  Recuerda que Él sacia de bien tu boca, de modo que te rejuvenezcas como el águila. El águila es símbolo de fortaleza.

Amén.

 

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación ha sido tomado de la Santa Biblia, RVR 1977.