CONSUMADO ES

img_3295-copy.jpg

“CONSUMADO ES”

Por: Julio Tenorio

Texto: Evangelio de Juan 19:30 “Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es. Y habiendo inclinado la cabeza, entrego el espíritu.”

Introducción: Dios les bendiga hermanos, Le doy gracias a Dios por haberme dado el privilegio de estar frente a ustedes y porque tengo el honor de traerles la sexta palabra que pronuncio nuestro señor Jesucristo estando El en la cruz. “CONSUMADO ES” En el texto griego original del Evangelio de Juan, esta expresión de nuestro señor Jesucristo es una sola palabra “Tetelestai” que literalmente significa “ha sido terminado”.i Un mundo de significado fue depositado en una sola palabra que a la vez es el grito de un vencedor expresado en fuerte voz, es el grito de uno que ha completado una tremenda labor y está a punto de morir y aunque los sufrimientos fueron agudísimos, más allá de toda medida, sin embargo, observemos con cuanta claridad El percibió el significado de esta palabra “CONSUMADO ES” no cabe duda de que hasta en los últimos momentos las expresiones de nuestro redentor estuvieron llenas de sabiduría y prudencia. Que Dios me ayude a interpretar correctamente esta palabra, que es, a la vez tan pequeña y sin embargo tan grande.

1.- Quiero hablar de esta palabra de nuestro Señor Jesucristo, PARA SU GLORIA.

¿Qué era lo que había sido consumado?

  1. La obra de su vida y su sacrificio expiatorio en favor nuestro.

Comenzó esta obra al inicio de su vida cuando apenas era incluso un niño. Persevero en la santa obediencia durante treinta y tres años. Esa obediencia en su naturaleza humana le costó cansancio, le costó dolor y ahora está a punto de costarle la vida. Que obra tan grande fue esa, y ahora puede decir con gran seguridad “consumada es” ha sido terminada.

  1. Se han acabado los tormentos a los que fue sometido por los soldados romanos por la maldad de ellos y como complot para quitarle la vida.

  1. Se ha llevado a cabo el mandato del Padre en cuanto a la obra de la redención de la humanidad perdida. Recordemos que en Lucas 22:42 Jesús le dice al padre “Padre, si quieres pasa de mi esta copa, pero no se haga mi voluntad, sino la tuya” y ahora puede decir gloriosamente “hecha esta” o en otras palabras “Padre, consumado es, he acabado la obra que me diste que hiciese”

Desde el principio hasta el fin de la vida de cristo, no se omitió nada ni un solo acto de la obra quedo pendiente. Jesucristo lo ha cumplido todo al pie de la letra.

2.- Quiero también hablar de esta palabra “Consumado es” PARA GOZO DE TODO CREYENTE.

Cuando nuestro Redentor dijo “Consumado es” hubo algo que hace que todo creyente se alegre. Ustedes y yo hemos creído en Jesús de Nazaret, creemos que Él es el Mesías enviado de Dios.

¿Qué significo esta expresión?

  1. Profecías mesiánicas cumplidas en El.

Si vemos en el Antiguo Testamento, desde Génesis hasta Malaquías encontramos muchas profecías y señales Mesiánicas que apuntaban al nacimiento, vida, y muerte de nuestro señor Jesucristo y con esta palabra “CONSUMADO ES” El quiso decir que su vida ha coincidido con todo lo que fue dicho anticipadamente de ella, desde la primera palabra de la profecía hasta la última.

  1. La deuda contraída contra Dios por el pecado de la humanidad ha sido CONSUMADA o terminada por la obra del señor Jesucristo en la cruz.

Juan 1:29 dice “he aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo”. Hermanos Jesucristo ha llevado a cabo la completa expiación por el pecado, ya está saldada la cuenta de la humanidad con Dios. Como dice en 2 Corintios 5:19 “que Dios estaba en Cristo, reconciliando consigo al mundo, no tomándoles en cuanta a los hombres sus pecados, y nos encargó a nosotros la palabra de la reconciliación” Hebreos 10:17 “Y añade; Y nunca más me acordare de sus pecados y transgresiones”.

  1. Se han acabado todas las normas de la ley ceremonial.

Con la realidad del sacrificio de Jesucristo en la Cruz del calvario, la sombra de los sacrificios prescritos en Levítico ha dejado de tener vigencia. Con esa expresión “CONSUMADO ES” dio por terminado el pacto antiguo para entrar a un nuevo pacto veamos lo que dice Hebreos 12:24 “a Jesús el mediador del nuevo pacto y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel” y hermanos no nos olvidemos de un acto sagrado que hacemos cada primer domingo del mes, La institución de la cena del Señor es precisamente eso el nuevo pacto veamos 1 Corintios 11:25 “Asimismo tomo también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre; haced esto todas las veces que la bebieres, en memoria de mi”. Asimismo como el pacto antiguo comenzó con la sangre de animales siendo rociada en el lugar santísimo del tabernáculo, la Sangre de Cristo siendo derramada en la cruz del calvario dio lugar a un nuevo pacto.

3.- Voy a tratar de usar esta palabra: “CONSUMADO ES” para nuestra propia motivación.

Hermanos, en tanto que haya aliento en nuestros cuerpos, sirvamos a Cristo; en tanto que podamos pensar, en tanto que podamos hablar, en tanto que podamos trabajar, tenemos que vivir para seguir a cristo pues esa es la obra que se nos ha encomendado.

  1. Que debo hacer para servir a Cristo

Bien, si Cristo lo ha consumado todo, pues ya no hay nada que hacer sino cruzarse de brazos e irse a dormir. NO hermanos este no es el pensamiento de un cristiano y no hay ningún gozo en el corazón cuando la boca puede hablar de esa manera. Por el contrario el verdadero cristiano, el verdadero hijo de Dios dice ?Ha consumado Cristo su obra por mí? Entonces díganme que trabajo puedo hacer para Él, como puedo yo agradar a cristo, de qué manera puedo yo trabajar para El y perseverar hasta que concluya también mi obra”

Recordemos a Saulo de Tarso en Hechos 9:5,6 “él dijo Quien eres Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tu persigues” y más adelante en el versículo 6 “Temblando y temeroso, dijo Señor, ¿Qué quieres que yo haga?

  1. Hasta cuando tenemos que servir a cristo

No habremos terminado nuestra obra para Cristo mientras sigamos vivos, si estamos aquí es porque Él quiere que estemos aquí y si Él quiere que estemos aquí es porque todavía Él tiene un propósito en nuestra vida todavía podemos hacer algo para servirle. Quien sabe cuánto tiempo pasara antes de que tú y yo tengamos que rendir nuestras cuentas, pero mientras tanto en nuestro corazón debería de decir: “Señor yo también terminare mi obra; no que mescle mi trabajo con el tuyo, sino más bien, porque Tú has concluido el tuyo, yo también terminare el mío”. Hermanos Tenemos que trabajar para Cristo y tenemos que perseverar hasta que concluyamos también nuestra obra, no para salvarnos a nosotros mismos, pues todo eso ya está hecho, Consumado Es, sino porque somos salvos y para Gloria y Honra de nuestro redentor.

Conclusión:

Hermanos es importante que quede en nuestras mentes que la deuda contraída por el pecado ha quedado enteramente saldada en la cruz para el que ha recibido en su vida al Señor Jesucristo como único y verdadero Salvador. Juan 3:17 “Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo sino para que el mundo sea salvo por El”. Si fuera necesario que el creyente tuviera que hacer algún otro sacrificio por sus pecados, ya sea por medio de penitencias en esta vida o en un supuesto purgatorio de ultratumba, Entonces Dios exigiría dos veces el pago de la misma cuenta, lo que sería imposible de parte de un Dios infinitamente justo. Pablo lo dijo claramente a los Romanos en Romanos 8:1-2 “Ahora pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte”. Esto no debe confundirnos hermanos y vale la pena recalcarlo porque muchos creyentes parecen haberlo olvidado o lo ignoran.

Que gran gozo sentimos cuando pensamos que no solo han concluido los dolores y los sufrimientos de Cristo, sino que la voluntad y la palabra de su Padre han tenido una consumación perfecta. Estaba escrito que ciertas cosas debían ser realizadas y esas cosas fueron cumplidas. Absolutamente todo lo que el Padre requería, fue realizado. “CONSUMADO ES”. Nuestro Padre nunca nos dirá: “No puedo salvarte mediante la muerte de mi Hijo, pues estoy insatisfecho con su obra”. Por el contrario fue recibido con gloria y sentado a la diestra del Padre. A el pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amen.

Notas:

i Matthew Henry, Comentario Biblico, p. 1484, editorial Clie.

 

*Este bosquejo fue predicado como parte de las 7 Palabras pronunciadas por JESUCRISTO en la Cruz del Calvario en Iglesia Iberoamérica por estudiantes de nuestra Escuela Bíblica local. Este bosquejo fue predicado en el 2014.