EL SEÑOR CUIDA EL CAMINO DE LOS JUSTOS

POR: RAFAEL AGUIRRE

TÍTULO:  EL SEÑOR CUIDA EL CAMINO DE LOS JUSTOS

TEXTO: SALMO 1:1-6

«Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos, 2 sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella. 3 Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera! 4 En cambio, los malvados son como paja arrastrada por el viento. 5 Por eso no se sostendrán los malvados en el juicio, ni los pecadores en la asamblea de los justos. 6 Porque el Señor cuida el camino de los justos, mas la senda de los malos lleva a la perdición

INTRODUCCIÓN
Bendiciones hermanos. En la vida se toman decisiones que afectan nuestro futuro, ya sea de cualquier índole, pero en las cosas espirituales debemos ser objetivos a la hora de decidir, ya que el tomar un camino diferente al que la Palabra de Dios nos enseña, eso sería trágico. Pero en la Biblia podemos encontrar respuestas a el camino correcto que debemos tomar, en caso de no tener el conocimiento correcto como saber elegir lo mejor. Trataremos los siguientes puntos:
 

1)    TRASFONDO 

2)    DICHOSO EL HOMBRE

3)    CÓMO ÁRBOL PLANTADO 

4)    LA CONDENACIÓN 

5)    ¿QUE CAMINO TOMARÁS?

 

LECCIÓN

 

1.     TRASFONDO. Este salmo es un salmo de autor y fecha desconocida, pero proclama una sabiduría Divina la cual debemos poner atención, debido a que nos enseña el camino final de aquellos que toman malas y buenas decisiones como termina cada uno según el camino que haya tomado. 

 

2.     DICHOSO EL HOMBRE. (SALMO 1:1 - 2) «Dichoso el hombre que no sigue el consejo de los malvados, ni se detiene en la senda de los pecadores ni cultiva la amistad de los blasfemos, 2 sino que en la ley del Señor se deleita, y día y noche medita en ella.»
 

a.      Lo primero que quiero que noten es la forma en que comienza este Salmo. 
 

                                                             i.      (v. 1) Dice Dichoso el hombre.  La Palabra hebrea utilizada para dichoso es (esher) que nos muestra una bienaventuranza que denota felicidad, pero en forma de exclamación.[i]

 

                                                           ii.      Esto nos muestra una felicidad que el salmista sintió al reflexionar en la grandeza de Dios, lo cual lo llevó a sentirse dichoso, feliz y por lo tanto bienaventurado. 

 

                                                        iii.      Porque sabía que, al hacer la voluntad de Dios, lo llenaba de agrado, de Gozo, pues sabía firmemente que estaba en un camino que lo guiaba a ser un hombre recto, no importando su condición social o cultural.  

 

b.     También nos enseña en esta porción de donde procede la fuente de su gozo.
 

                                                             i.      Ya que hoy en día el hombre cree y piensa que a los ojos de Dios la verdadera dicha o bienaventuranza es las cosas materiales, lo cual es un engaño terrible. 

 

c.      Nos enseña entonces que el seguir el consejo y el camino recto, dónde no ha acudido a la sabiduría humana, ni ha prestado atención a aquellos que por alguna razón viven aparentemente bendecidos por lo material, hay una bienaventuranza. Entonces: 
 

                                                             i.      Podemos decir que el rodearse de personas nocivas, malas, que eventualmente conducen a la perdición por el pecado. 
 

                                                           ii.      Debido a haberse sentado en la silla de los escarnecedores, que es dar cátedra de como pecar y enseñar a pecar, no nos convienen como amistad. 

 

                                                        iii.      Lo que nos lleva a tener cuidado de con quién nos asociamos, como dice el popular dicho «El que con lobos anda aullar se enseña». 

 

d.     Pero Por otra parte vemos en este Salmo como nos invita a deleitarnos en la enseñanza Bíblica: 

 

                                                             i.      (v. 2) Sino que en la ley del SEÑOR se deleita, y día y noche medita en ella.

 

                                                           ii.      Dios le dijo a Josué después de que Moisés su siervo había muerto:

 

1.     (Josué 1:8) «Recita siempre el libro de la ley y medita en él de día y de noche; cumple con cuidado todo lo que en él está escrito. Así prosperarás y tendrás éxito.» NVI
 

2.     (Dios Habla Hoy) «Repite siempre lo que dice el libro de la ley de Dios y medita en él de día y de noche, para que hagas siempre lo que él ordena. Así todo lo que hagas te saldrá bien
 

3.     (Reina-Valera 1960) «Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien

 

                                                        iii.      Observemos como la enseñanza es muy clara, la cual nos dice que, al meditar en Su Palabra, no sólo hay enseñanza, sino, que hay un deleite, un gozo por atender a los mandamientos de Dios, y vivirlos. 
 

e.      Esto nos lleva a ver el siguiente punto, de cómo podemos lograr esto hoy en día. 
 

3.     CÓMO ÁRBOL PLANTADO. (Salmo 1:3) «Es como el árbol plantado a la orilla de un río que, cuando llega su tiempo, da fruto y sus hojas jamás se marchitan. ¡Todo cuanto hace prospera!»

 

a.      Veamos como el salmista nos muestra un símil (figura retórica) para ilustrar este verso, para enseñar cómo es la vida del árbol que se encuentra plantado, y firme junto a un caudaloso río.
 

b.     De manera que, si lo llevamos a nuestras vidas este ejemplo en un sentido espiritual vamos a notar lo importante de la relación hombre y Dios. 
 

                                                             i.      Ya que el agua simboliza la Palabra de DIOS en nuestra vida. Por lo tanto, el salmista hace referencia aquí a la forma en que Dios trata con nosotros al Él ser la fuente de poder y vida, que necesitamos día con día. 
 

                                                           ii.      Debido a que una persona que ha recibido a JESÚS como Salvador y SEÑOR de sus vidas, Dios tiene que moldear a esa persona y como todo buen árbol que da fruto se debe podar, para que siga dando fruto.
 

                                                        iii.      Esa es la manera en que la bendición de Dios desciende sobre aquellos que le aman y aman su palabra en la cual hay un gozo y un deleite en el corazón. 

 

                                                         iv.      Y por consiguiente se vive en una vida de obediencia.

 

c.      Podemos ver el ejemplo de José en Egipto en el libro de Génesis, capítulo 39. De cómo fue él prosperado, pero también vemos el sufrimiento que él llevó.
 

                                                             i.      Pero lo que lo mantuvo firme y plantado fue su fe en Dios, porque tenía bien claro a quien servía. 

 

                                                           ii.      De manera que había un deleite en su vida al servir a Dios, mostrando gozo y dicha, reflejando lo que verdaderamente es un hijo de Dios nacido de nuevo. 

 

d.     Eso es lo que el salmista nos enseña aquí en la palabra que todo aquel que es plantado (nata _en hebreo) que nos da la idea de alguien que es como un clavo golpeado por un martillo para que quede bien asegurado y no se mueva de lugar.[ii] Que dichoso, ¿no cree amado hermano/a? 
 

                                                             i.      Esa es la bendición que hay para aquellos que se apartan del mal camino y deciden fielmente seguir y servir a Dios y se dejan labrar por labrador que es Dios.
 

                                                           ii.      Porque hay bendiciones para su vida y la de su familia. Veamos lo que nos dice el Salmo 128:1-6:

 

1.     «Dichosos todos los que temen al Señor, los que van por sus caminos.
2 Lo que ganes con tus manos, eso comerás; gozarás de dicha y prosperidad. 3 En el seno de tu hogar, tu esposa será como vid llena de uvas; alrededor de tu mesa, tus hijos serán como vástagos de olivo.
4 Tales son las bendiciones de los que temen al Señor.
5 Que el Señor te bendiga desde Sión, y veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida. 6 Que vivas para ver a los hijos de tus hijos. ¡Que haya paz en Israel

 

                                                        iii.      Pero que para aquellos que no desean vivir como Dios manda, los cuales no quieren vivir una vida que agrade a Dios, se deleitan en hacer lo malo.
 

4.     LA CONDENACIÓN.  (Salmo 1:4-5) «En cambio, los malvados son como paja arrastrada por el viento. 5 Por eso no se sostendrán los malvados en el juicio, ni los pecadores en la asamblea de los justos.»
 

a.      En cambio, los malvados son como paja arrastrada por el viento. «Por eso no se sostendrán los malvados en el juicio, ni los pecadores en la asamblea de los justos.»
 

b.     Que terrible que, teniendo el alcance de la fuente de poder y agua viva, optemos por seguir el camino que nos lleva a la perdición.  
 

                                                             i.      La tierra fue maldita por el pecado de Adán y Eva en el huerto del Edén, debido a la desobediencia hacia lo que Dios había dicho (Génesis 3:1 -7)
 

                                                           ii.      Hoy en día no es la excepción, debido a que el mundo está escuchando la voz de Satanás y la concupiscencia de su carne que le incita al pecado y rechazar lo verdadero.  
 

                                                        iii.      Buscando su propia bendición a su manera, ignorando lo que la escritura nos enseña, que tales van derecho a la condenación. 

 

                                                         iv.      Cómo nos dicen los versos 1 y 4 en cuanto a la palabra malo, han tomado el camino equivocado decidiéndose por hacer lo malo trazando su propio destino a la perdición. 

 

c.      La pregunta es entonces esta noche, ¿qué camino vas a tomar tú? ¿O cual camino has tomado que te asegure que estas en el camino de los dichosos o bienaventurados, de los cuales el Señor cuida?
 

5.     ¿QUE CAMINO TOMARÁS? (Salmo 1:6) «Porque el Señor cuida el camino de los justos, mas la senda de los malos lleva a la perdición
 

a.      A través de los años y al leer la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis, nos damos cuenta el amor y el cuidado que Dios ha tenido por su pueblo.
 

                                                             i.      Un claro ejemplo lo vemos en el libro de Hebreos capítulo 11 dónde habla de aquellos Héroes de la Fe que Dios los guardó y ellos a pesar de las circunstancias adversas prevalecieron firmes en su fe hacia Dios. Mire lo que dice el texto en Hebreos
 

1.     Reina-Valera 1960 (Hebreos 12:1) «Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante»
 

2.     Nueva Versión Internacional (Hebreos 12:1) «Por tanto, también nosotros, que estamos rodeados de una multitud tan grande de testigos, despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante
 

b.     Es obvio que aquí el consejo para nosotros hoy en día es confiar en Dios y plantarnos bien, sin andar brincando de un lugar para otro.
 

                                                             i.      Si no que, vivamos en un solo camino que es el de la verdad y salvación de nuestras almas para vida eterna. 
 

                                                           ii.      Dios nos ha prometido estar con nosotros hasta el fin del mundo, claramente que significa cuidar de los que una vez que nos llamó justos, debido al sacrificio de JESUCRISTO en la cruz, somos su especial tesoro. 
 

c.      Perseveremos en esta fe dónde nuestro blanco es CRISTO JESÚS, donde hay salvación y vida eterna.  Mire lo que dice el libro de Hebreos: 
 

                                                             i.      (Hebreos 10:39) «Pero nosotros no somos de los que se vuelven atrás y acaban por perderse, sino de los que tienen fe y preservan su vida
 

d.     ¿Ya decidiste qué camino tomar? JESUCRISTO dijo: «yo soy el camino la verdad y la vida» nunca dijo yo soy uno de los caminos.
 

e.      Dice también en Juan 8:32: «y conocerán la verdad y la verdad los hará libres»  

 

                                                             i.      ¿O quieres seguir viviendo atado al pecado en ese camino de perdición?

 

                                                           ii.      JESUCRISTO es El mismo de ayer hoy y siempre por los siglos de los siglos. Si deseas seguirlo hoy y ser dichoso, bienaventurado por ser Su discípulo e hijo de Dios por el Espíritu. 

 

f.       Te invito hoy a hacer la decisión firme de aceptarle como Salvador y SEÑOR de tu vida, donde Él cuida de los suyos, para que no se pierdan más tengan vida eterna. 

 

CONCLUSIÓN

Oremos…

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.
OREMOS. 

 

Notas:

 

[i] James Strong, Concordancia Exhaustiva de la Biblia, Editorial Caribe.

[ii] Ibid.