EN ESTO ES GLORIFICADO DIOS

Por: RAFAEL AGUIRRE

 

TÍTULO: EN ESTO ES GLORIFICADO DIOS

 

TEXTO: JUAN 15:1-11

«Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2 Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía. 3 Ustedes ya están limpios por la palabra que les he comunicado. 4 Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí.

5 »Yo soy la vid y ustedes son las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no pueden ustedes hacer nada. 6 El que no permanece en mí es desechado y se seca, como las ramas que se recogen, se arrojan al fuego y se queman. 7 Si permanecen en mí y mis palabras permanecen en ustedes, pidan lo que quieran, y se les concederá. 8 Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos.

9 »Así como el Padre me ha amado a mí, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. 10 Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. 11 Les he dicho esto para que tengan mi alegría y así su alegría sea completa.»

INTRODUCCIÓN

Dios les bendiga hermanos. Hoy en día vemos como son muchos los que dicen ser cristianos, más sin embargo vemos que sus vidas o su forma de vivir no glorifican a DIOS y por consiguiente no permanecen en una relación con ÉL, a pesar de que traten de aparentar una vida piadosa que lejos de glorificar a DIOS, más bien se alejan cada día más y son piedras de tropiezo a otros. Pero veamos lo que la biblia nos enseña en verdad como glorificar a DIOS y permanecer en su santa voluntad. Trataremos los siguientes puntos:

 

1. TRASFONDO

2. YO SOY LA VID

3. PERMANEZCAMOS EN LA VID

4. EL GOZO DEL SEÑOR

 

LECCIÓN

 

1.     TRASFONDO. EL SEÑOR JESUCRISTO había estado con sus discípulos exhortándoles en el capítulo anterior a que tuvieran confianza y dejaran todo temor, ya que ÉL iba a preparar la morada donde pasaríamos la eternidad junto con EL PADRE en la patria celestial.

 

a.      Pero al final del capítulo 14 les deja una indicación muy importante, no solo a sus discípulos si no que a nosotros mismos también.

 

b.     Que permanezcamos fieles hasta su regreso, debido a que el enemigo (Satanás) el príncipe de este mundo imitaría las cosas de DIOS y los podría engañar y por consiguiente desviar de permanecer fieles a DIOS y a su palabra, así como CRISTO lo hizo para glorificar al PADRE.

 

                                                             i.      (Juan 14:30-31) «Ya no hablaré más con ustedes, porque viene el príncipe de este mundo. Él no tiene ningún dominio sobre mí, 31 pero el mundo tiene que saber que amo al Padre, y que hago exactamente lo que él me ha ordenado que haga.» ¡Levántense, vámonos de aquí!»

 

2.     YO SOY LA VID. (Juan 15/1-2) «Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. 2 Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía.»

 

a.      Según el Diccionario de la Real academia Española, la palabra VID es: «Planta vivaz y trepadora de la familia de las vitáceascon tronco retorcidovástagos muy largosflexibles y nudososcuyo fruto es la uva

 

                                                             i.      En el antiguo testamento LA VID representa al pueblo de Israel (Salmo 80:8-9) que es amado y protegido del SEÑOR.

 

1.     «De Egipto trajiste una vid; expulsaste a los pueblos paganos, y la plantaste. 9 Le limpiaste el terreno, y ella echó raíces y llenó la tierra.»

 

                                                           ii.      En el Nuevo Testamento la condición de VID pasa del pueblo de Israel a JESUCRISTO que ÉL mismo nos dice: «YO SOY LA VID VERDADERA

 

b.     Podemos entonces notar que, así como la uva no puede salir como fruto si no está ligada o unida al tronco vivo y verdadero, o sea, del genuino productor de uvas.

 

                                                             i.      Así también el creyente que no está en la verdad del evangelio que nos enseña la BIBLIA, en una relación íntima y estrecha con DIOS, que es del que procede todo, este será un creyente falso o una fruta que parece uva, pero no es uva, porque no sabe su origen y a donde va.

 

1.     Lo cual no glorifica al verdadero DIOS Y PADRE y por consecuencia es desechado.

 

2.     Primero porque no es parte del tronco y la sabia que alimenta al fruto.

 

3.     Segundo porque a pesar de ser un fruto no deja ser labrado o limpiado para que muestre el fruto que es, o sea, si está glorificando a DIOS o no.

 

c.      Vemos la importancia entonces de saber que es LA VID.

 

                                                             i.      Para nosotros como creyentes lavados con la sangre de CRISTO sabemos de la importancia de dicho conocimiento.

 

                                                           ii.      Pues conocemos que ÉL es el camino, la verdad y la vida como nos dice su palabra en Juan 14:6:

 

1.     «Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí

 

d.     Hermanos para poder permanecer en comunión con EL PADRE, HIJO Y ESPÍRITU SANTO, debemos dejarnos moldear, y dejar que nos limpie a su manera como verdaderos hijos de DIOS.

 

                                                             i.      Teniendo como tronco y raíz la palabra de DIOS, para permanecer llenos de su hijo amado y de su santo espíritu, teniendo una vida en obediencia y con muchos frutos dignos de arrepentimiento.

 

                                                           ii.      Mire lo que dice su palabra cuando glorificamos al PADRE, somos buenos discípulos, llevamos fruto, andamos en obediencia a su palabra y sobre todo tenemos el amor del padre.

 

1.     (Juan 15:8-10) «Mi Padre es glorificado cuando ustedes dan mucho fruto y muestran así que son mis discípulos. 9 » Así como el Padre me ha amado a mí, también yo los he amado a ustedes. Permanezcan en mi amor. 10 Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.»

 

                                                        iii.      ¿Qué hermoso es saber y conocer entonces lo que es LA VID, pero que debemos hacer para permanecer en ella?

 

3.     PERMANEZCAMOS EN LA VID. (Juan15:10) «Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor

 

a.      Primero notemos que la palabra o el verbo permanecer en este capítulo aparece 10 veces, lo que nos lleva a entender la importancia de no solo guardar los mandamientos de DIOS, sino que, debemos permanecer en ellos debido al amor que hay en nosotros por LA OBRA REDENTORA DE JESUCRISTO.

 

                                                             i.      Esta palabra permanecer es un verbo que en el griego original (diccionario strong) Significa meno, que nos habla de quedarse en un lugar o relación perseverando, pero también implica una forma de vivir persistente reteniendo lo que tenemos con mucho amor y devoción.[i]

 

                                                           ii.      Segundo, una palabra importante a notar es la palabra o verbo guardar, que son palabras a notar de suma importancia para comprender un poco más profundo de lo que se está hablando.

 

1.     Entonces la palabra Guardar proviene del Griego Tereo derivada de una palabra Tepos o Teros que según el Diccionario Strong, significa vigilia.[ii]

 

                                                        iii.      Lo que nos confirma por qué debemos estar velando y orando siempre en las cosas de DIOS para que no entremos en tentación como dice su palabra en: 1 Pedro 5:8:

 

1.     «Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar.»

 

b.     Entonces la palabra es muy clara y no se contradice al decirnos como debemos permanecer en CRISTO dándole la gloria a DIOS y la honra, de una manera que permanezcamos para siempre en el fundamento de su palabra, permaneciendo sin movernos.

 

                                                             i.      Dando la gloria a DIOS con nuestra forma de vivir, y que otros miren y sepan que en la biblia encontramos la respuesta de cómo agradar a DIOS, como glorificarle, estando en LA VID que es JESUCRISTO una vez que aceptamos su sacrificio en LA CRUZ DEL CALVARIO y lo recibimos como único SALVADOR Y SEÑOR de nuestras vidas.

 

                                                           ii.      Esto nos lleva a tener un gozo especial en nuestras vidas, pues estamos haciendo y viviendo en la voluntad de DIOS no solamente de nombre si no de hechos, para no ser piedra de tropiezo a otros.

 

                                                        iii.      Llevando a otros también a los pies de CRISTO en arrepentimiento, velando juntamente con ellos para que permanezcan en ese sentir y amor por su palabra.

 

                                                         iv.      Para que aquel día nos gocemos en la presencia del SEÑOR en el cielo por la eternidad en el gozo de nuestro SEÑOR JESUCRISTO como dice Mateo 25:23:

 

1.     «Su señor le respondió: “¡Hiciste bien, siervo bueno y fiel! Has sido fiel en lo poco; te pondré a cargo de mucho más. ¡Ven a compartir la felicidad de tu señor!»

 

4.     EL GOZO DEL SEÑOR. (Juan 15:11) «Les he dicho esto para que tengan mi alegría y así su alegría sea completa.»

 

a.      Qué hermoso es hermanos escudriñar la biblia y comprender lo que DIOS nos está hablando, teniendo como finalidad el cuidar de nosotros que no nos perdamos.

 

b.     ÉL nos da las herramientas en su palabra para vivir una vida llena del ESPÍRITU SANTO guiados por ÉL a toda verdad, para que no busquemos imitaciones.

 

                                                             i.      Sino que vallamos a LA VID verdadera que es CRISTO JESÚS y nos alimentemos, así como las uvas se alimentan da la sabia que proviene del tronco.

 

                                                           ii.      Así también el creyente fiel y verdadero sepa a dónde acudir y alimentarse del alimento que DIOS da.

 

c.      De manera que cuando nos alimentamos de su palabra somos obedientes y hay un gozo especial en DIOS, un deleite y por lo tanto existe una calma en el creyente de que ÉL proveerá lo necesario.

 

                                                             i.      Entonces hermanos demos la gloria a quien merece gloria, permaneciendo en ÉL y en su palabra y recibamos paz y gozo como dice el salmista en:

 

1.     (Salmo 16:11) «Me has dado a conocer la senda de la vida; me llenarás de alegría en tu presencia, y de dicha eterna a tu derecha.»

 

d.     En ese mismo gozo yo te invito esta noche hacer una decisión por aquel que dio su vida en la cruz para que tú y yo recibamos ese gozo no solo aquí, si no, en la vida eterna donde ÉL fue a preparar nuestra morada celestial.

 

                                                             i.      Hoy es el día y el tiempo para meditar si en verdad estamos agradándole a ÉL y dándole la gloria que ÉL se merece.

 

e.      Te invito a que entregues tu vida al salvador JESUCRISTO y una vez salvo permanezcas fiel hasta su regreso en gloria.

 

                                                             i.      Entonces vamos juntos hermanos y digamos a gran voz y con gozo:

 

1.     (Salmo 84:1-2) «¡Cuán hermosas son tus moradas, Señor Todopoderoso! 2 Anhelo con el alma los atrios del Señor; casi agonizo por estar en ellos. Con el corazón, con todo el cuerpo, canto alegre al Dios de la vida

 

2.     (Salmo 95:1) «Vengan, cantemos con júbilo al Señor; aclamemos a la roca de nuestra salvación

 

Conclusión

 

Oremos…

 

*Todo Texto Bíblico sin otra indicación, ha sido tomado de la Santa Biblia, Nueva Versión Internacional.

 

Notas:

 

[i] Diccionario y concordancia exhaustiva Strong.

[ii] Ibid.