UN GRITO DE ANGUSTIA

marzo de 2016

Cuarta palabra

Por: Julio Tenorio

Título: UN GRITO DE ANGUSTIA

Texto: Mateo 27:45-47 “Desde el mediodía y hasta la media tarde toda la tierra quedo en oscuridad. Como a las tres de la tarde, Jesús grito con fuerza: Eli, Eli, ¿Lama sabactani? (Que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado?”). Cuando lo oyeron, algunos de los que estaban allí dijeron: Está llamando a Elías.

 

INTRODUCCION:

Dios les bendiga hermanos.  Las 7 palabras o exclamaciones que el Señor Jesucristo pronuncio desde la cruz es algo que debemos recordar no solo esta noche sino todo el tiempo. Ayer fueron predicadas las primeras 3 palabras y esta noche estaremos predicando las últimas 4 palabras. Le doy gracias a Dios por haberme dado el honor de predicar la cuarta exclamación y más que una exclamación fue un grito de angustia. Veamos los siguientes puntos.

1-     Trasfondo

2-     Toda la Tierra quedo en oscuridad

3-     Un grito de angustia

4-     La gente se burlaba

 

1.      Trasfondo: Habían pasado 6 horas desde que crucificaron a Jesús.  Yo creo que no podemos imaginarnos como estaba su estado físico o moral. Jesúshabía estado velando en oración una noche antes, la noche de su arresto, lo habían golpeado, lo habían litigado, le pusieron una corona de espinas, lo desnudaron y echaron suertes con su ropa, se burlaron de Él. Pero todo eso no lo hizo quejar ni una sola vez al contrario El enmudeció. Aquí la aflicción de Jesucristo va mas allá, que a pesar del cansancio y el dolor El saca fuerzas y clama “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado?”).

 

2.      Toda la tierra quedo en oscuridad: Mateo 27:45 “Desde el mediodía y hasta la media tarde toda la tierra quedo en oscuridad”.  Vemos que esto era una señal más que lo que allí estaba pasando era un acto divino.

 

a.      La tierra quedo en total oscuridad por varias horas. No era un eclipse de unos minutos solamente. No era una oscuridad de nubes grises como cuando va a llover. Era una total oscuridad como si fuera de noche.

b.     Era la señal del fin del ministerio de Jesucristo aquí en la tierra.  vemos que la luz brillante de una estrella anuncia el nacimiento de Jesucristo, mientras que las tinieblas anuncian la obra terminada de Jesucristo aquí en la tierra al grito de “consumado es”.

 

                                                              i.       Mateo 2:2 “diciendo: ¿Dónde está el rey de los Judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle”

 

                                                            ii.       Juan 1:9 “Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo”.

 

3.      Un grito de angustia: Mateo 27:46 Como a las tres de la tarde, Jesús grito con fuerza: Eli, Eli, ¿Lama sabactani? (Que significa: “Dios mío, Dios mío, ¿Por qué me has desamparado?”). En medio del dolor, de las burlas de la gente, de la soledad y del peso del dolor Jesús grito con fuerza. La aflicción mental es más dura de soportar que el dolor corporal. Este es un grito de angustia en medio de la soledad.

 

a.      Jesucristo se sentía abandonado por sus discípulos, por sus amigos, por sus hermanos y por toda esa gente que apenas unos días atrás le gritaban Hosanna.

 

                                                              i.      Mateo 21:9 “Y la gente que iba delante y la que iba detrás aclamaba, diciendo: ¡Hosanna al hijo de David! ¡bendito el que viene en el nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!

 

                                                            ii.      Es precisamente aquí en su condición humana y en medio de esa soledad que Él se sintió abandonado por su Padre.

 

 

b.     Era necesario que el Cristo sufriera el castigo por llevar el pecado del mundo, se humillo asimismo, llevando nuestros pecados.

 

                                                              i.      Filipenses 2:8 “y estando en la condición de hombre, se humillo a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte y muerte de cruz”

 

c.      Quiero aclarar que nuestro Señor Jesús aunque llevo nuestro pecado y sufrió el precio del pecado nunca dejo de ser Dios. Porque la unidad de lo DIVINO y lo HUMANO no se puede separar.

 

                                                              i.       Jesucristo era cien por ciento HUMANO y cien por ciento DIVINO

 

1.      Juan 10:30 “Yo y el Padre uno somos”

 

 

4.      La gente se burlaba: Mateo 27:47 “Cuando lo oyeron, algunos de los que estaban allí dijeron: Está llamando a Elías. Además de los sufrimientos de dolor y de angustia, Jesucristo sufrió la burla de la gente, que no entendían lo que estaba pasando. Lo que allí estaban pensaron que llamaba a Elías. A pesar de la oscuridad y lo divino del acontecimiento la gente se sigue burlando.

 

a.      Lo más probable era que los que no entendían eran los soldados romanos pues Jesús dice esta palabra en arameo pero ellos confundidos pensaban que llamaba a Elías.

 

                                                              i.      Mateo 27:49 “Pero los otros decían: deja, veamos si viene Elías a librarle”

 

b.     Esto nos debe recordar y ser ejemplo a nosotros ya que todos los cristianos estamos expuestos a las burlas y desprecio de aquellos que no son creyentes. No nos olvidemos que el Señor Jesús sufrió burla sin merecerlo fue desechado y sufrió el desprecio de la gente que prefirió a barrabas y condeno al inocente, ese era el precio que estaba pagando por nuestros pecados.

 

                                                              i.      Isaías 53:3 “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de El el rostro, fue menospreciado y no lo estimamos.”

 

Conclusión:  Este grito de angustia de soledad y dolor muestra la humanidad de Jesucristo junto a su Divinidad. Así como humano, compartió todo con nosotros, y como Dios mostro lo más grande de su amor, se entregó a la muerte por nosotros, aunque murió nunca estuvo en la tumba, nunca estuvo abandonado por su Padre pues Él le resucito y lo ha puesto como juez de todos. Hermanos en esta noche quiero que meditemos en esto que lo más importante de la prueba de su inmenso amor, y de su plan de salvación es que resucito y nos da así mismo la oportunidad de resucitar, para la vida eterna.

 

Amén!